Inyección Intravitrea

Inyección Intravitrea (Avastin u otros)

La sustancia se introduce en el interior del vítreo mediante una inyección a través de la pars plana. Asegura concentraciones terapéuticas mantenidas en los tejidos del segmento posterior.

La inyección intravitrea es útil en las siguientes afecciones:

  • Degeneración macular: un trastorno del ojo que lentamente destruye la visión central y aguda.
  • Edema macular: inflamación o engrosamiento de la mácula, la parte del ojo que proporciona la visión central y aguda.
  • Retinopatía diabética, la cual puede provocar que crezcan vasos sanguíneos nuevos y anormales en la retina, la parte posterior del ojo.
  • Hinchazón e inflamación dentro del ojo (uveítis).
  • Oclusión de las venas retinianas: una obstrucción de las venas que llevan la sangre lejos de la retina y fuera del ojo.
  • Infecciones en el interior del ojo (endoftalmitis).