PRK

Es una técnica de ablación corneal superficial mediante láser excimer, Se retira el epitelio corneal, se aplican impactos de láser sobre el espesor corneal. Dado que con este tratamiento sólo se elimina el 5%-10% del grosor corneal superficial, ello permite el tratamiento con láser de miopías, hipermetropías y astigmatismos, en córneas finas, en córneas levemente irregulares, en córneas muy planas, o muy curvas, e incluso en casos donde el LASIK estaría contraindicado.