OCT de Retina & Glaucoma

OCT de Retina y/o Glaucoma

Es un examen que permite examinar el polo posterior del ojo con una escala especial extremadamente fina, sin necesidad de una biopsia quirúrgica ni de entrar en contacto con el ojo, además posee una capacidad exclusiva de generar imágenes de cortes transversales de las capas de la retina y examina detalladamente la cabeza del nervio óptico. El OCT facilita el diagnóstico y el manejo de patologías retinales y el glaucoma. Una de las ventajas que tiene el OCT es que se puede realizar el examen sin dilatar la pupila si el médico lo requiere.

La tomografía de coherencia óptica (OCT) nos permite analizar las diferentes partes de la retina y las relaciones que tienen con el vítreo y la coroides, permitiendo hacer un seguimiento de las patologías de la retina más frecuentes: degeneraciones maculares (sobre todo las asociadas a la edad o DMAE), edemas maculares, agujero macular, membranas epiretinianas, etc. El OCT macular nos permite examinar de forma especial la mácula, estructura de la retina responsable de la máxima agudeza visual, proporcionando información objetiva sobre su anatomía microscópica, cambios patológicos en su espesor y sus capas.

El glaucoma es sin lugar a dudas una de las subespecialidades dentro de la oftalmología que más se ha beneficiado de esta nueva tecnología no invasiva. La alteración fundamental en esta patología es la disminución anatómica y funcional de la capa de fibras nerviosas de la retina (Fig. 6.1). La OCT nos permite estudiar tanto de forma cuantitativa como cualitativa los cambios estructurales que se producen en esta capa a nivel de la retina peripapilar (Fig. 6.2). También nos proporciona información morfométrica y topográfica del estado de la cabeza del nervio óptico.